¡ Feliz Día de La Rioja !, un día para mirar al futuro desde la memoria.

¡ Feliz Día de La Rioja !, un día para mirar al futuro desde la memoria.

¡ Feliz Día de La Rioja !, un día para mirar al futuro desde la memoria.

Día de La Rioja – 9 de junio de 2017

Un día para mirar al futuro desde la memoria.

La historia reciente de nuestra identidad riojana está escrita desde los pueblos, las calles y los barrios riojanos antes que desde los muros de las instituciones.

Allá por finales de los años 70, mientras toda España se movilizaba por la libertad y la democracia, en La Rioja esa expresión se plasmaba también en una creciente demanda por el reconocimiento de nuestra tierra como Región, expresando además la conciencia de una Rioja que, siguiendo a nuestros cantautores, “existía, pero no era”.

Aquellos fueron años de movilizaciones populares, de declaraciones y actuaciones de colectivos como Amigos de La Rioja que exigían un reconocimiento político a la identidad de nuestra tierra. Esta identidad se expresaba de forma espontánea y popular, y sólo después fue recogida por las instituciones.

Porque antes de que en 1982 se aprobara el Estatuto de San Millán nuestros signos ya eran utilizados en las calles, y sin duda el mejor ejemplo es la cuatricolor, nuestra bandera utilizada popularmente, aceptada por referéndum ciudadano y posteriormente oficializada. Un elemento identitario que llegó a serlo por la voluntad de riojanas y riojanos, sin diferenciación de edad, sexo o condición, que fueron y se sintieron partícipes con ello en la construcción de la identidad que hoy nos aúna a todas y todos.

Recordamos brevemente estos inicios de nuestra Comunidad porque, sin necesidad de protocolos y ceremonias institucionales, la creación de La Rioja tuvo un carácter popular y participativo donde convergieron múltiples actores sociales que fueron los que dieron forma al proyecto que, luego, se transformaría en una autonomía.

Esa memoria que recuerda actos masivos y populares en Nájera, en Haro, en Arnedo, Calahorra, Alfaro o Logroño, entre otros, nos es imprescindible para comprender el futuro que queremos para La Rioja.

Casi cuarenta años después, y en proceso de revisión de nuestro Estatuto de Autonomía es necesario echar la vista atrás para emprender este punto y seguido.

Debemos, entre todas y todos, hacer bueno el mensaje que dice “porque fueron, somos; porque somos, serán” y seguir construyendo una Rioja que blinde los derechos sociales sin dejar a nadie atrás, que defienda los servicios sociales, la educación, la salud, públicos ante el afán privatizador; para seguir siendo un lugar de encuentro, de acogida, donde la diversidad es un valor de crecimiento; una Rioja que no expulse a sus jóvenes, que cuide de sus mayores; La Rioja con nuestras mujeres; La Rioja de pueblos vivos en los que pervivan el conocimiento, las costumbres y el patrimonio cultural acumulados durante siglos.

Una Rioja, en fin, que siga construyéndose entre todas y todos. Porque solamente desde la participación ciudadana conseguiremos un nuevo Estatuto perdurable, en el que nos sintamos reconocidos y con el que construir un proyecto social en común.

Por eso Podemos La Rioja, en este 9 de Junio, Día de La Rioja, quiere reivindicar la necesidad de que las tareas de revisión del Estatuto de Autonomía se realicen con las riojanas y riojanos, con las puertas y ventanas abiertas, en un proceso participativo que culmine en una región para el siglo XXI en la que todas y todos nos sintamos identificados, reconocidos e iguales en la diversidad.